Información para Pacientes
Ud. Se va a operar y seguramente estará interesado en conocer algunos puntos relacionados con la anestesia que le va a ser administrada para la cirugía.
Este folleto tiene por objeto aclararle los aspectos básicos vinculados con la atención anestesiológica que recibirá durante la atención.
Analice y discuta el contenido de este folleto con sus familiares para que en la consulta preanestésica, durante la cual conocerá a uno de los integrantes del equipo de anestesiólogos, pueda profundizar los aspectos de la anestesia que lo inquietan o sobre los que tiene dudas y que considera conveniente aclarar.

1. Qué es la anestesia
El término anestesia significa ausencia de sensibilidad y de sensación. Dentro de las condiciones de máxima seguridad que le ofrece la tecnología y la ciencia médica actuales, Ud. Podrá ser operado sin percibir ningún tipo de dolor, permanezca o no despierto durante la anestesia, independientemente del tiempo que dure la intervención.

2. Para ser anestesiólogo hay que ser previamente médico
La Anestesiología es una Especialidad Médica, para la cual además de los años de estudio en la Universidad para graduarse de médico, se requiere tomar un curso especial de 3 a 4 años, incluyendo en el mismo una Residencia Médica Hospitalaria. De esta manera, para recibir el título habilitante de Anestesiólogo, el aspirante de la especialidad debe estudiar 10 años para graduarse.
Este tiempo, el futuro anestesiólogo lo utiliza en estudiar el manejo de fármacos y del instrumental propios de la especialidad y en adquirir conocimientos sobre temas de Cardiología, Neumonología, Neurología, Terapia Intensiva, con el objeto de actuar en la forma más eficiente para el control clínico al que será sometido durante la operación. Ello permite al Anestesiólogo interpretar correctamente los datos contenidos en su Historia Clínica, los análisis de laboratorio que la acompañan, las radiografías, el electrocardiograma, etc. El Anestesiólogo es el profesional que puede, no sólo elegir el tipo de anestesia más apropiado para Ud. Según sus condiciones físicas y de acuerdo a la operación que le va a ser efectuada, sino que también es el profesional competente para supervisar todo el proceso anestésico durante la intervención y controlar su bienestar y seguridad después de finalizada la misma.
En un sentido literal, el Anestesiólogo elegirá el método más apropiado para que su operación pueda realizarse sin que tenga dolor y cuidará sus condiciones físicas segundo a segundo todo el tiempo que permanezca en el quirófano. Esta atención continuará en la sala de recuperación postanestésica, hasta asegurarse que está en perfectas condiciones para ser enviado a su habitación en proximidad de sus familiares queridos.
El anestesiólogo se encargará, además, de indicarle los medicamentos que evitarán que sufra dolores o molestias (náuseas, vómitos, etc.) consecutivas a la operación.

3. Durante la anestesia serán controladas sus funciones vitales más importantes.
Ello se cumplirá de acuerdo a las normas más estrictas de seguridad de acuerdo a las reglas internacionales y nacionales establecidas por las instituciones representativas de los Anestesiólogos. Para esta función, emplearemos una variedad de avanzados aparatos electrónicos que permiten medir y vigilar las reacciones de su organismo a la anestesia y la cirugía. Así por ejemplo, serán monitorizados su presión arterial y la frecuencia cardíaca, la eficacia de su respiración, el contenido de oxígeno en su sangre, la cantidad de líquidos que se le administren, el electrocardiograma y la actividad de su corazón latido a latido, etc.
El médico Anestesiólogo tomará las decisiones apropiadas para que todo el procedimiento se desarrolle sin inconvenientes, de acuerdo a las necesidades quirúrgicas.

4. ¿Qué tipo de anestesia recibirá?
Los Anestesiólogos son profesionales médicos altamente capacitados, que saben emplear una gran cantidad de agentes y técnicas anestésicas para mantenerlo libre de dolor durante la operación. La selección final del agente anestésico se basa fundamentalmente en el tipo de operación que le será efectuada, en su historia clínica previa y en los datos que obtendrá el anestesiólogo durante la consulta preanestésica y otras circunstancias, entre las cuales pueden incluirse sus preferencias.
En esencia hay tres tipos principales en métodos anestésicos:

A. Anestesia general:
La anestesia general, duerme todo el cuerpo. Ud. Perderá la noción y el recuerdo de las cosas que lo rodean o que que sucedan durante el acto operatorio. Este efecto se logra con agentes anestésicos que producen rápidamente sueño y lo hacen en forma suave y placentera. Para su tranquilidad un dato importante que debe recordar, es que el Anestesiólogo NUNCA administra “más anestesia” de la necesaria. El anestesiólogo busca el resultado deseado, graduando el suministro de cada agente en forma muy exacta durante la operación. En la anestesiología moderna no existe eso de “pasarse de anestesia”.
Frecuentemente, con el fin de que los pulmones reciban suficiente oxígeno, el anestesiólogo colocará un tubo a través de su boca hasta alcanzar la parte superior de su traquea. Este procedimiento lo realiza el anestesiólogo cuando Ud. Está dormido y por lo tanto no tendrá ninguna sensación ni recuerdo de su colocación. De la misma manera el tubo le será retirado antes de que esté despierto, salvo la posibilidad de que quede con tubo, cosa que le será informada, por lo cual, tampoco en dicha oportunidad, percibirá nada extraño que le produzca sensaciones desagradables o incomodidad. Las pequeñas molestias que la colocación del tubo pueda ocasionarle después de la operación (un poco de ardor en la garganta) son insignificantes en comparación con los beneficios que su colocación aporta a la seguridad de su oxigenación y ventilación durante la operación.

B. Anestesia Regional: La anestesia regional consiste en producir la insensibilidad de una región del cuerpo y no la de su totalidad. De esta manera Ud. Puede permanecer despierto si así lo desea, o si el anestesiólgo considera que es lo más apropiado y seguro para su caso. Pero de cualquier manera, no sentirá ningún dolor proveniente de la zona operatoria. Aunque no esté totalmente dormido el médico anestesiólogo vigilará sus condiciones clínicas tan fielmente como durante una anestesia general.

C. Anestesia local: La anestesia local consiste en inyectar anestésicos en el sitio de la operación. Ud. Seguramente habrá recibido este tipo de anestesia para un tratamiento odontológico. Generalmente estos medicamentos son empleados por los cirujanos y Ud. permenecerá despierto y alerta durante el acto quirúrgico. Si el cirujano considera que por su seguridad o tranquilidad lo requiere, podrá contar con la anestesia del médico anestesiólgo quien estará a su lado para vigilar su estado físico exactamente igual que lo hace durante una anestesia regional o una general. Al igual que durante una anestesia general puede recibir sedantes por vía intravenosa para tranquilizarlo durante la opración. También el anestesiólogo puede considerar conveniente hacerle inhalar un poco de oxígeno con una máscara o con un pequeño tubito plástico que se le colocará cerca de la nariz.

5. Embarazo y anestesias
Si Ud. es una mujer embarazada a término y por cualquier circunstancia se le debe realizar un operación cesárea o cualquier otro procedimiento que ayude al feliz nacimiento de su bebé, es importante que sepa que los objetivos prioritarios de todo el equipo médico que la atenderá durante la intervención son el de preservar su seguridad y bienestar al igual que la de su hijo.
Todos los anestésicos que le administrarán están destinados a cumplir con estos objetivos fundamentales. De esta manera no sentirá el dolor que pueda ocasionarle la operación y su hijo nacerá con toda su vitalidad y en perfectas condiciones físicas.
Si Ud. lo desea y su obstetra así lo indica el médico anestesiólogo puede aliviarle el dolor durante su trabajo de parto empleando a tal fin un tipo de anesteasia regional (anestesia peridural con catéter) administrándole pequeñas dosis anestésicas locales para aliviar el dolor que el trabajo de parto pueda generar. Es preferible que discuta esta posibilidad con su obstetra en el último trimestre de su embarazo a fin de que conjuntamente con el servicio de anestesiología se planifique con antelación la aplicación del procedimiento antes mencionado.
   
    CopyRight © Asociación de Anestesiología de San Luis®