La Reanimación Cardiopulmonar (RCP) es una técnica de primeros auxilios que puede ayudar a mantener a alguien con vida en caso de accidente el tiempo suficiente para que llegue la ayuda de emergencia. La RCP es de suma importancia ya que permite mantener la oxigenación de los principales órganos, con compresiones torácicas, en situaciones donde la persona no tenga pulso, no respire, o haya tenido un evento súbito de pérdida de conciencia, donde haya cesado la respiración y la circulación.

La Reanimación Cardiopulmonar (RCP) es una técnica de primeros auxilios que puede ayudar a mantener a alguien con vida en caso de accidente el tiempo suficiente para que llegue la ayuda de emergencia.

La RCP es de suma importancia ya que permite mantener la oxigenación de los principales órganos, con compresiones torácicas, en situaciones donde la persona no tenga pulso, no respire, o haya tenido un evento súbito de pérdida de conciencia, donde haya cesado la respiración y la circulación.

¿Cómo se aplica?

1. LLAMAR:

Revise a la víctima para ver si responde. Y si no responde y no está respirando o no respira normal, llame 9-1-1. y regrese a la víctima. En la mayoría de los locales el despachador de emergencia le puede ayudar con instrucciones en RCP.

2. COMPRESIONES:

Si la victima no esta respirando normal, no tose o no se mueve. Comienza con compresiones. Empuje hasta 2 pulgadas de profundidad en el centro del pecho 30 veces, haga compresiones rápidas y duras al ritmo de 100 por minuto, más rápido que una vez por segundo.

3. SOPLAR:

Levanté la cabeza hacia atrás y levanté la barbilla. Pellizque la nariz y cubra la boca con la suya. Sople hasta que se levante el pecho. Sople 2 veces. Cada respiración debe durar 1 segundo.

 

Compartir

Encontranos en:

En Ituzaingó 1055, San Luis, Capital.